Imagen de portada de la prosa poética "La bola de tu gorro".

La bola de tu gorro

Que graciosa la bola de tu gorro. Ese azul y rojo que te pusiste para verme cuando yo no fui. Iba saltando con tus pasos. Derecha. Izquierda. Arriba. Abajo. Era hipnótico imaginárselo cuando ni siquiera sabía qué iba a pasar.

Llegaste al centro y yo aún en extrarradio. Te percataste de que ya no querrías volver a coger el cercanías justo cuando cerró la estación. Yo estaba dentro. Yo acababa de bajar del último vagón. Yo vi como se cerraba esa puerta. Yo vi entreabierta la aurícula de mi corazón.

Decidiste seguir el mismo devenir que la bola de tu gorro. Abajo. Arriba. Izquierda. Derecha. Mientras yo me quedé encerrado en el sol tú decidiste buscar la luna. Pensaste en coger el tren a las dos pero se retrasó hasta la una. ¡Ding-dong-ding! Estrambótico final para el único de ninguna. Para el siempre del jamás. Para lo que llamaba lo suerte del impar


Para leer más prosas poética como esta puedes entrar aquí.
Imagen extraída de Pinterest.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *