Imagen de portada del artículo sobre el coche eléctrico.

¿Coche eléctrico sin IVA? La UE pisa el acelerador

Algo que parece claro que nos ha dejado este tiempo de pandemia y crisis socio-ecnómica, es que nuestro mundo va a cambiar. Y la movilidad no iba a ser menos. El coche eléctrico parece el futuro del transporte. Casi todos los gobiernos están de acuerdo en el qué, solo falta que se pongan de acuerdo en el cómo y el cuándo. Y puede ser mucho más fácil de conseguir si lo que propone la UE para la década que acaba de comenzar es cierto y se lleva a cabo. La intención es pisar el acelerador y situar al coche eléctrico como una alternativa real al coche diesel, gasolina o híbrido.

Objetivo de la UE

En el European Green Deal parece dejarse bastante claro; el plan ecológico de la Comisión Europea es eliminar completamente las emisiones de gases nocivos para 2050. Y en este plan el coche eléctrico y sus medidas tienen un lugar privilegiado reservado. La medida que parece vertebrar el cambio de filosofía en la movilidad europea es la supresión del IVA. De este modo, cualquier ciudadano europeo que comprase un vehículo no contaminante, no pagaría IVA.

Esta medida no es una sorpresa en el mundo de la movilidad urbana. De hecho, ya existen planes específicos de ayuda a la adquisición de coches eléctricos. La noticia es que sea a nivel europeo y con un beneficio tan alto para el comprador. Lo que haremos ahora es intentar descifrar cómo se articula la medida de la exención de IVA y qué piensa España de esto.

El coche eléctrico en la UE

En la documentación oficial de la Comisión Europea podemos leer lo siguiente acerca de este tema:

La UE está considerando incentivos para que los fabricantes de coches produzcan y vendan automóviles limpios e inversiones en infraestructura de carga para vehículos eléctricos.

El apoyo masivo a la industria automotriz pondrá una deuda significativa en las generaciones futuras. Ese apoyo debe respetar las expectativas de nuestros jóvenes sobre el cambio climático y un futuro más saludable y limpio

La exención de IVA no es algo totalmente novedoso, pues Noruega y algunos de nuestros vecinos nórdicos ya tienen grandes ventajas fiscales a la hora de adquirir un coche eléctrico. La noticia en este caso es la articulación de una medida conjunta para todo el viejo continente con un presupuesto general importante y una sinergia medioambiental.

No sorprende la urgencia de tratar el tema de la movilidad urbana y la contaminación si tenemos en cuenta cifras como las que podemos ver en estas infografías.

Emisiones del trasnporte por carretera- Infografía Seguros Halo

Las emisiones de CO2 se disparan cada año debido al transporte rodado y la inclusión del coche eléctrico en el parque automovilístico es meramente puntual en la mayoría de países de la zona euro.

España sigue a la cola de Europa en la transición al coche ...

Además, como podemos ver en la imagen anterior, el país con más aceptación del coche eléctrico (Noruega) curiosamente presenta los mejores niveles de contaminación por CO2 de la UE.

Tax breaks and incentives make Europeans buy cleaner cars ...

¿Y qué piensa España al respecto?

Actualmente las ventajas fiscales por la compra de vehículos eléctricos en España son prácticamente inexistentes. En cuanto a IVA, se paga el 21% como en la compra de cualquier vehículo y no se obtienen beneficios ni en el impuesto de circulación ni en la ITV. Cierto es, a su vez que se han impulsado ayudas puntuales de aportación del gobierno para el pago inicial del vehículo en algunas autonomías y a nivel general. No obstante, no existe un plan fiscal y económico articulado para el horizonte 2050 en el que, supuestamente, no deberían circular vehículos contaminantes. Lo único que por ahora sabemos es lo publicado por el propio gobierno en sus redes hace bien poquito:

Reforzado por las palabras de la señora ministra Teresa Ribera a nuestros amigos de RNE

«Si hay posibilidad de trabajar con IVAs reducidos, que deben contar con el visto bueno de la UE, es una de las cuestiones que nos tenemos que plantear»

Así pues, parece que la voluntad de cambio y aceleración existe. Ahora solo queda esperar acontecimientos y ver qué planes de acción tangibles para la ciudadanía se van implementando. Parece que queda un poquito más cerca el poder comprarse un coche eléctrico por menos de 20.000€, ¡A ver si es verdad pronto y podemos ser todas sostenibles! 😉


Artículo escrito por Julián Fernández Ortiz (@jotadoce_)
Fuentes: MovilidadEléctrica, El País, Expansión, EEA y Xataka.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *