Tu cama de mi poesía

Digamos que decimos – Poesía

Digamos que fue el azar,
que lo deja para luego
y que va detrás de su ego.
Esta vez sin disfraz.
Pongamos un sabor:
agua, fuego y clamor.
Regala dulce caricia
con postre de desidia.
Se remarca en su atención
que no busca la proeza,
de creerse con certezas.
Solo huir de su prisión.

Se mezcla entre mortales
buscando puertas pares,
para que pienses que puede
ser lugar de tu suerte.

Hablamos de frases deshechas
en conversaciones maltrechas.
Supe sentir tus latidos
eternos y decaídos
cuando quería ser real,
cuando te tenía de verdad.

Ahora vagas cuerdo
cuando muerdo tu manzana.
Temprana caída del árbol
por el calor de tu invierno.
Mañana recuerdo pasado,
usado mal por tu sueño.
Dueño de mi pesadilla
va a hurtadillas a tu cama.


Poesía (Digamos que decimos) de Julián Fernández Ortiz (@jotadoce_).
Imagen extraída de Cuadros Modernos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *