Foto de portada del post "Igualdad en España". En él se ve una balanza con dos monigotes: uno de hombre y otro de mujer.

¿Igualdad en España? Análisis y opinión

El otro día vi un titular y sinceramente me llamó mucho la atención. Era sobre igualdad de género en el trabajo y rezaba así: «La brecha salarial entre hombres y mujeres ya es del 29,3%… y harían falta 87 años para eliminarla». No sé para el resto del mundo, pero para mi es algo que consideraba inconcebible y enterrado en el pasado, pero se ve que no. Lo que más me sorprendió es que buscando un poco más de información sobre la igualdad en nuestro país, me topé con otro titular de otro medio de comunicación que decía: «España, ejemplo de igualdad en la UE». Ante tal disyuntiva, me decidí a buscar algo más de información y compartirla con todas vosotras.

Representación política

El segundo de nuestros titulares hablaba de este hecho: España es el país con más representación femenina en el gobierno. En nuestro caso el gobierno actual lo completan 11 ministras de las 17 carteras de ministerios disponibles a repartir. En este caso vemos como países mucho más avanzados que nosotros en representación política y salud democrática como Bélgica, Dinamarca o Austria están a nuestro rebufo e incluso muy muy lejos de nuestros números.

Sin embargo, si nos fijásemos en el parlamento (representación de toda la elección de los ciudadanos) veríamos que, aunque se cumple la paridad, el reparto es mucho más desigual: España se situaría en el 4º lugar de la UE con un 39.5%. Eso sí, muy por encima de los datos medios de la ya mencionada UE, que se fija en 29.9%.

Todos estos datos puedes consultarlos más pormenorizadamente aquí .

Mujeres directivas

En este caso me hago eco del estudio realizado por la consultora Grant Thornton y resumido en el informe «Women In Business 2019: hacia un avance real». En este se afirma que 9 de cada 10 empresas españolas cuentan con al menos una mujer en la junta directiva. Este dato, junto al que afirma que el 30% de l@s directiv@s español@s son mujeres, nos hace entender que estamos en un avance de la igualdad en nuestro país. Más aún si tenemos en cuenta que estamos 2 puntos por encima de la media de la UE (28%) y un punto por encima del porcentaje global del informe (29%).

No podemos negar que sea una buena noticia, pero igualmente creo que hemos de ser conscientes de que estamos lejos de la paridad y obviamente, muy lejos de la igualdad. A pesar de la ley (artículo 46 de la Ley Orgánica 3/2007) impulsada por el gobierno para la igualdad, l@s CEO entrevistad@s recalcan las 3 mayores razones que pueden estar detrás de este dato de falta de igualdad:  la maternidad (49% de los encuestados), sumado a la falta de conciliación (47%) y a una cultura dominada por los hombres en la empresa (45%).

Brecha Salarial

Si bien en número absolutos de representación podemos decir que estamos dando pasos hacia la igualdad, ahora toca medir uno de los factores de la calidad de estos valores absolutos. Es cierto que medir el valor de las personas por su salario puede que no sea lo más acertado, pero es uno de los pocos valores objetivos que podemos medir. Pues bien, si lo centramos en la división mujer/hombre, los valores que obtenemos nos dejan muy de manifiesto que el valor no es el mismo.

Esta brecha salarial se iba a principios del año pasado a una cifra de 4.849€, lo que supone casi un 30% de diferencia entre ambos sexos. Lo más preocupante tal vez no sea la brecha, si no que además, lleva in crescendo ininterrumpidamente desde el 2013 hasta el 2018.  Si además entramos al análisis del informe realizado por Gestha y titulado Brecha salarial y techo de cristal, descubrimos bastantes más datos preocupantes. Intentando buscar las razones para esta desigualdad, el estudio destaca las dos más consabidas: El manido Techo de Cristal (dificultad de las mujeres para llegar a puestos directivos que comentába antes) y el hecho de que las mujeres obtienen los empleos más precarios del mercado laboral.

En datos objetivos, solo 2 de cada 10 trabajador@s con sueldos superiores a 126.000 euros al año son mujeres. Casi mismo resultado para los sueldos por encima de los 60.000€/año, situado en un 28.9% de mujeres. Muy a destacar también la frase recogida en el informe por los técnicos de hacienda: «la brecha salarial de las mujeres más cualificadas se acrecienta hasta los 18.000 euros anuales, un 14,3% de su sueldo medio«. Lo que además, nos denota que, a mayor sueldo y mayor cargo, más desigualdad si cabe.

Y por último y no por ello menos importante, también podemos ver que en el informe se evidencia que esta desigualdad se «intensifica en las edades donde se concentra la maternidad y el cuidado de los mayores»Lo que demuestra que, además de la desigualdad natural de la sociedad, existe una discriminación por la naturaleza del rol de la mujer en esta.

Opinión

En este corto párrafo quiero recoger mi breve opinión sobre el asunto, tras el análisis realizado en los diferentes informes expuestos: Creo que lo que se está haciendo con uno de los asuntos más importantes de nuestra sociedad, es lo que solemos hacer en España con la mayoría de las imposiciones por ley. Nos centramos en cumplir los números en vez de entender el problema que subyace detrás de los planes de acción y estrategias. El número absoluto de representantes nos habla de la voluntad de las empresas por cumplir las normativas impuestas por los diferentes organismos, tanto públicos como privados. De la misma forma, la brecha salarial y la marginación laboral de las mujeres, nos da evidencias tanto de la desigualdad como del machismo que siguen instaurados en una sociedad que piensa que esto más que un problema real, es una imposición externa.

En definitiva, creo que la solución no son las ordenanzas, leyes y/o normativas (que defiendo y veo con buenos ojos) sino el cambio de mentalidad generalizado y la supresión de todos los estereotipos y estigmas sociales desde la (auto)educación. De la que todas y todos somos responsables.


Artículo de opinió escrito por Julián Fernández Ortiz (@jotadoce_)
Apoyado en la información de los siguientes medios: El Economista, ABC y El País.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *