Poesía – Los martes

Mirar la lluvia tras un cristal.
Escuchar la brisa del mar.
Ver el humo salir de tu taza.
El ruido de la puerta de mi casa.

Esa maldita canción.
Esa horrible camisa.
Tu loca risa
cuando llega el calor.

El silbido de las vías del tren,
los mullidos calcetines,
tu tintileo y tu vaivén,
mis principios y tus fines.

Fiestas blancas, de playa y de humo,
poco cuerdo y mucho loco.
Nunca es mucho, más bien poco.
Curioso: nunca resto, siempre sumo.

En resumen y sin miedo.
Te veo en todas partes,
pero no hay remedio.
Siempre cae en martes.


Poesía de Julián Fernández Ortiz (@Jotadoce_)

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *