Microrelato - El encuentro

Microrelato en poesía: El encuentro

«Pues claro que es normal que tus ojos se claven en mi alma. Y claro que entonces pierdo la calma. Es como un paisaje yermo donde comienza mi viaje.» leía en su azucarillo mientras el tinteleo de las cucharillas lo despertaba. El alba le había clavado la puntilla. Aquella llamada que nadie quiere recibir.

Se levantó sin saber muy bien dónde ir. Se dejó llevar por el devenir del desdén. Bajando la misma calle encontró otra esquina. Por un momento olvidó su inquina y entró. Se quedó mirándome pero yo no lo sabía, esa era la ironía. Avanzó tan lentamente que podía sentir sus sus pies deslizarse por el suelo. Parecía combatir en un duelo y pensaba alzarse con la victoria. Comenzó a rodar la noria.

Ninguna mesa completa y tampoco vacía. Se sienta a mi lado. «¿Buenos días?». «Encantado». Estrecho la mano y siento que es él. Es aquel por el que miento y no sé si en vano. No sé qué decir. Silencio. Minutos, horas, ¿segundos?. Despacio. Mensajes muy rotundos.

Deja el maletín, cuelga el sombrero, se gira y muestra su sinfín. Atónito de ira me calmo y encuentro respuesta. Hago de su mira mi paso y desmuestra su descaro. Supe encontrar su amparo y él supo ver mi sentimiento. Entonces siguió su eterno camino, y yo me quedé en mi momento.


Microrelato en poesía de Julián Fernández Ortiz (@Jotadoce)
Si te ha gustado esta poesía y quieres encontrar más, aquí tienes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *