Imagen de portada de la entrevista a Pablo Caballero. En ella se ve al protagonista en una conferencia junto al título de la entrevista.

Pablo Caballero: «El equilibrio personal real es una utopía si eres empresario del sector de I+D e innovación»

Hoy el protagonista de nuestra entrevista es Pablo Caballero, un pionero de la innovación en temas de salud en Granada. Sé que es poco ortodoxo y casi anti-periodístico, pero la verdad es que me gusta dejar que las personas se presenten ellas mismas. Aún más cuando el protagonista que tenemos es tan elocuente y tan fluido en su discurso. Sin duda, un placer conversar con él. ¡Empezamos!

En primer lugar Pablo, preséntate un poco, ¿Quién eres y qué haces ahora mismo?

Es más fácil explicar lo que uno hace que lo que es, aunque con el tiempo ambas cosas tienden a converger. Me considero un espíritu inquieto y curioso, y eso me ha llevado a abrir empresas cuya materia prima es el conocimiento.

Como empresario me dedico a transformar estudios científicos en productos digitales que puedan ayudar a muchas personas. Y como profesional independiente, ayudo a organizaciones a crear más valor.

Alguno de los proyectos que impulso son 3: VitaHealth, un sistema de promoción de la salud para grandes territorios, o el futuro de la salud personalizada para todo el mundo. Sanect es el primer sistema del mundo de nutrición personalizada para pacientes oncológicos y supervivientes del cáncer. Y Ventureland es una consultora de formación y marketing digital en el sector salud.

Vemos que tienes una dilatada experiencia en el sector de la salud, con ya casi 9 años en este mundo. ¿Cómo has vivido la transición de la apuesta en la inversión y la salud en este tiempo?

A cámara lenta. Tener cierta visión sobre lo que viene es un arma de doble filo: si corres más que el mercado, te tocará esperarlo hasta que esté lo suficientemente maduro. Eso o tener el dinero para abrirlo tú, claro.

¿Crees que este recorrido tiene algo que ver en la actual situación de crisis que nos encontramos?

La lentitud con la que el sector salud, tradicional entre los tradicionales, ha adoptado lo digital, tiene mucho que ver con los problemas con los que ahora nos enfrentamos. El problema nunca ha sido la falta de tecnología, sino la reticencia a adoptarla por parte de quienes llevan toda la vida haciendo las cosas de una manera.

Es como el coche autónomo. Cualquier acepta un coche más moderno. Aceptarían incluso uno que levitara a la misma distancia del suelo. Pero casi nadie acepta un vehículo que conduzca solo.

¿Cómo está afectando la crisis a tu negocio actual Hygea? ¿Cuál crees que será tu situación del corto-medio plazo como pyme del sector de la innovación en salud y como profesional en el campo de la salud?

Afecta por la dificultad para acceder a financiación. Las empresas que construimos el futuro precisamos de inversiones que no se encuentran fácilmente en Granada. Por lo demás, esta crisis impulsará muchísimo la salud digital, y ya lo estamos notando. Para nosotros será muy positivo a medio y largo plazo.

¿Piensas que la situación puede hacer reflexionar a sociedad e instituciones sobre la importancia en la inversión de la salud y la investigación científica?

Sólo si no podemos evitar mirar hacia otro lado. Lo que, por desgracia, creo que va a ocurrir. Va a ser mucho más difícil defender recortes en sanidad e investigación a partir de ahora, pero estoy totalmente seguro de que no faltará quien lo intente.

Más en clave local, ¿Qué está haciendo onGranada en este tiempo y cuáles son las líneas de acción para la recuperación socio-económica?

OnGranada es una organización empresarial calificada como clúster tecnológico por el ministerio de industria, y como tal se debe a sus empresas. Todo el equipo de dirección, con Gerardo Cuerva, Vito Episcopo y Antonio Alcántara a la cabeza, están trabajando incansablemente para ayudar a sus asociados en esta situación sin precedentes.

La labor que hacen es incansable. Desde ayudar a conseguir equipos de protección para los trabajadores que deben seguir acudiendo a sus puestos de trabajo o tienen que relacionarse con terceros, poner en contacto a empresas con proveedores y clientes, facilitar información, colaborar con las administraciones públicas en pro de los intereses las empresas, y un sin fin de actividades. Pero sobre todo fomenta la I+D+i (Investigación, Desarrollo e innovación) entre sus empresas, como vector de cambio y medio para sortear con éxito esta difícil situación. En general colabora con toda la sociedad, como una agente más del ecosistema de innovación nacional.

Por último y como es ya clásico en mis entrevistas: ¿Qué pregunta tu hubieras hecho tú que no te he hecho yo? (tienes que responderla)

Probablemente me preguntaría si cambiaría algo de mi pasado (profesional o personal).

Y te respondería que ser empresario es, ante todo, un acto creativo y arriesgado, quizás demasiado cuando no tienes una buena red económica de respaldo. En cierto modo es como la guerra. Se pierden muchísimas personas de gran valía, quemados por la presión, las deudas, un ecosistema bastante complejo y otras dificultades en las que no voy a entrar. No estoy seguro de que ahora mismo volviera a recorrer el mismo camino que me ha traído hasta aquí, puesto que no sólo arriesgas todo tu patrimonio presente y futuro, sino que además consume prácticamente toda tu energía y atención. Ser empresario tiene un coste altísimo a nivel personal, pero eso es algo que no suele verse desde fuera por el sesgo del superviviente, y probablemente si volviera a empezar me lo pensaría dos o tres veces antes de abrir una empresa.

Cada éxito empresarial, cada premio, cada gran contrato o éxito, lo pagas con una vivencia familiar en la que no has podido estar o de la que tienes pocos o ningún recuerdo por estar pendiente del móvil, con muchas noches de desvelo por temas económicos o de negocio, con tensiones con tus seres queridos debido a la presión que soportas…

Con el tiempo te acostumbras. Pero al menos en mi caso, considero que el equilibrio personal real es una utopía si eres empresario del sector de I+D e innovación, al menos en nuestro territorio.


Si quieres leer más entrevista como esta, aquí las tienes.

1 comentario en “Pablo Caballero: «El equilibrio personal real es una utopía si eres empresario del sector de I+D e innovación»”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *