Poesía – Maldita

Rodeado de ti
me siento solo.
Bebo y me río de mi
cuando lo tengo todo.
Un todo ahogado
por el agua del caudal.
El que vendí como raro
cuando solo era verdad.

¡Ay! Si ahora pudiera
decirme todo sin más.
Seguro que me sería leal
aunque sin duda muera.
¡Curioso! Él en soledad
y tú…bueno tú…ya sabes.
¡Es que no es pedir piedad
cuando ya lo haces!

Mirada fija y oculta
que me da la espalda
para reírse de mi carta.
¡Maldita hija de puta!

A veces es duro leer,
pero no menos escribir.
Por eso, yo lo hago de mi.


Poesía de Julián Fernández Ortiz (@Jotadoce_)
Escritor de LetrasyPoesía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *