Foto de portada de la prosa melódica "Vitosha"

Prosa poética – Vitosha

El ovillo de tu mejilla al reír. Ahí se quedó mi sueño de ser tu hebilla. Miras de reojo mi futuro por el retrovisor de tu presente. Metes sexta y ya estamos dónde siempre: en mi pasado.

Hierática, recta, impasible, como sumida en ti misma. Me temo que paso miedo al ver que te dirijas hacia mí tantas veces como lo necesitas. Que creo que me evitas, cuando ni siquiera hay luz cuando miras.

Empiezo a bajar para aterrizar en la Sabana sin leones. Majestuoso manto blanco el que se perfila cuando veo pasar el vagón por los raíles. Hay cientos, veo miles. Pequeños ojos encendidos que siento que miran mi destino.

El pequeño salto me recuerda que estoy en tierra. Me hace que advierta algo en ese maldito monte ceñido de tersura, que se ve por la ventanilla de mi idilio. Lo olvido y el fuego me recuerda que es mi realidad. Hace mucho frío pero yo tengo calor. Hago de color el gris que tenía en mi interior.

Acabo de recibir un mensaje al quitar el modo avión: eres tú y tu platónica virtud.

Empieza el viaje; dejemos que pase.


Autor: Julián Fernández Ortiz (@jotadoce_)
Imagen obtenida de Wikipedia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *